Tirador de Munich planeó el ataque durante un año

Mundo 25/07/2016
El pistolero alemán-iraní de 18 años que mató a nueve personas en Múnich el viernes comenzó a planificar el ataque hace un año tras visitar la ciudad germana de Winnenden, donde otro adolescente mató a 15 personas en 2009, dijeron el domingo funcionarios del estado de Baviera.
Ampliar
Cientos de ciudadanos se reunieron en el centro comercial para rendir homenaje a las víctimas de la matanza - Fuente: web

Materiales encontrados en la casa del perpetrador también mostraron que el pistolero había sido hospitalizado para un tratamiento psiquiátrico por tres meses en esa misma época y que era un ávido usuario de videojuegos violentos, dijeron funcionarios en una conferencia de prensa.

Uno de los videojuegos era "Counter Strike: Source", dijo el presidente de la oficina estatal del crimen de Baviera, Robert Heimberger. Agregó que ese era un título "jugado por casi todos los tiradores masivos conocidos".

El pistolero, identificado por fuentes como David Sonboly, se llamaba a sí mismo "Ali" y una vez describió al tirador de 17 años del atentado de 2009 como una buena persona, según un adolescente con los que jugaba videojuegos en un club online, informó la revista alemana Spiegel.

El tirador de Múnich a menudo manifestó opiniones nacionalistas y posteriormente fue expulsado del club porque otros miembros le tenían miedo, afirmó otro adolescente citado por Spiegel.

"Siempre esperamos que pasara algo así, pero nunca pensamos que consiguiera una pistola y luego la usara", agregó.

El pistolero también se había inspirado en el asesino en masa Anders Breivik y probablemente planificó el tiroteo deliberadamente para que coincidiera con el quinto aniversario de la masacre en la que el noruego mató a 77 personas, dijo Heimberger.

El fiscal jefe de Baviera, Thomas Steinhaus-Koch, dijo que el pistolero fue tratado por ansiedad y que había sido hospitalizado para tratamiento psiquiátrico desde julio a septiembre de 2015, a lo que siguieron tratamientos ambulatorios hasta el mes pasado.

Los investigadores también encontraron medicamentos en su casa, donde vivía con sus padres y un hermano menor.

En una acalorada discusión grabada en video inmediatamente después del tiroteo, el atacante hizo referencia a su hospitalización.

"Soy alemán", dijo a un transeúnte en una zona residencial cercana tras gritar un insulto racial y lanzar una botella de cerveza. "Por culpa tuya me acosaron por siete años", agregó.

Funcionarios dijeron que las autoridades investigaron acusaciones de que en 2012 el atacante había sido acosado por otros tres adolescentes, pero ninguno de ellos ni ninguno de sus compañeros de escuela figuran entre sus víctimas.

Heimberger dijo que el agresor probablemente compró su arma -una pistola Glock 17- en la "red oscura" de Internet, adonde se accede mediante programas computacionales especiales.

También afirmó que no estaba claro cuándo compró la pistola o cómo pagó por ella y que sus padres están impactados y no pudieron ser entrevistados aún.

• Homenaje

Cientos de personas se reunieron este domingo en Múnich para rendir un homenaje a las víctimas de la matanza.

Al centro comercial donde ocurrió la tragedia peregrinaron cientos de personas a depositar velas y flores para recordar a las víctimas.

Muchas personas acudieron a la manifestación en familia y entre los asistentes muchos lloraban por la emoción.

Simultáneamente, el presidente de la Conferencia Episcopal alemana, el cardenal Reinhard Marx celebró una misa en la catedral de Nuestra Señora de Múnich.

"El golpe es muy profundo", declaró durante la ceremonia religiosa en homenaje a las víctimas, que fue retransmitida por la televisión.

Este ataque es para nosotros "completamente incomprensible (...) Vamos a necesitar una larga reflexión para poder, de alguna forma, sobreponernos", afirmó.

Además de la fascinación que sentía por Anders Behring Breivik, autor de la masacre de 77 personas en Noruega -el tiroteo de Múnich tuvo lugar exactamente cinco años después-, la policía considera en particular que el tirador se vio influenciado por la matanza de Winnenden (suroeste) en marzo de 2009, donde un joven de 17 años abrió fuego en su excolegio, matando a 15 personas, para luego suicidares.

Fuente: Ámbito

Te puede interesar