¿Es bueno correr con gripe?

Salud 29/07/2016 Por
El crudo invierno, las bajas temperaturas, el viento y la lluvia son los responsables de que cada vez haya más corredores con gripe, fiebre o enfriamientos. La pregunta es ineludible ¿hace bien correr con gripe? Todo lo que debés saber para cuidar tu salud
running-frio

El invierno es una de las estaciones más odiadas por los corredores y no es solamente por las bajas temperaturas sino por los riesgos de enfermarse.  La gripe, una de las enfermedades más comunes por estas fechas, afecta a la gran mayoría de los deportistas que entrenan al aire libre. Enseguida aparecen los síntomas: fiebre alta, dolores de cabeza, de cuello, de pecho, en las articulaciones, tos, mucosidad y estornudos. Por todo esto, es muy importante prevenir los resfríos.

Los corredores tienen un punto a favor debido a que la práctica de la disciplina genera una activación de glóbulos blancos y, en consecuencia, el sistema inmunológico y la oxigenación se potencia.

Según un estudio realizado por Tom Wiedner de la Ball State University, en Estados Unidos, si se padecen dolores del cuello hacia arriba, el ejercicio es recomendable pero si estos aparecen en la zona de la espalda y pulmones o en la zona lumbar o articular, es preferible descansar.

Es importante destacar que los ejercicios físicos con mucha exigencia e intensidad disminuyen la eficiencia del sistema inmunológico de modo tal que el cuerpo se vuelve más propenso a enfermarse. En cambio, un ejercicio moderado puede ayudar a fortalecer las defensas del organismo.

Cómo prevenir la gripe

Existen una serie de medidas que se pueden tomar para prevenir que el resfrío crezca y termine impidiendo correr.

  • Consumir alimentos con antioxidante y lo más alcalina posible para contrarrestar la acidez de las enfermedades. El ajo es un alimento altamente recomendado ya que cuenta con componentes alcalinos.
  • Ingerir bebidas isotónicas naturales, sin azúcar agregado.
  • Las infusiones con eucalipto y tomillo son buenos expectorantes para enfrentar la aparición de los primeros síntomas de gripe.
  • Elegir indumentaria con tejidos técnicos que permitan la expulsión del sudor para que el cuerpo no se enfríe.
  • Una vez finalizado el entrenamiento, abrigarse para realizar el estiramiento final y, si es posible, bañarse con agua caliente inmediatamente.

Te puede interesar