Industriales de la región elevaron una propuesta para mitigar el tarifazo

Economía 01 de agosto Por
Proponen un programa de inversiones orientadas al ahorro energético con un descuento en las facturas de la Empresa Provincial de la Energía.
17529_tapa-nota

La iniciativa prevé financiar cambios en equipamiento lumínico de bajo consumo con reducciones en las tarifas de energía. Representantes de la Regional de Industrias ARDI en nombre de la Federación de industrias de Santa Fe – FISFE integrada por Industriales de la región, en la que participan los Industriales de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Esperanza y el CICAE fueron recibidos por autoridades de la Secretaría de Energía. Participaron del encuentro la secretaria de Energía, Verónica Geese junto a Diego Turco y Gabriel Pellegrinet del CCIRR, Miguel Roatta de la Agenda Regional de Industrias y Víctor Sarmiento de FISFE, Industriales de la Region Centro Oeste nucleados en la ARDI y avanzaron en la presentación de un proyecto para mitigar el impacto de las facturas de energía eléctrica, oficializando así la propuesta de realizar inversiones vinculadas al ahorro energético, a cambio de descuentos en las facturas que originalmente fue presentado y aprobado en el plenario realizado en San Vicente en junio pasado.

El borrador del proyecto ya había sido entregado al gobernador Miguel Lifschitz, en el marco de la cena por el 50º aniversario de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Rafaela y ahora, la Secretaria de Estado de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, se reunió con dirigentes de las entidades para analizar la propuesta. En este sentido, Diego Turco y Gabriel Pellegrinet en representación del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR); Miguel Roatta como coordinador de la Agenda Regional de Industrias; y Víctor Sarmiento, Vicepresidente de la Federación Industrial de Santa Fe, contaron en detalle la propuesta regional que permitiría a usuarios industriales, comerciales y de la construcción obtener un descuento en su factura de energía eléctrica, a cambio de inversiones tecnológicas destinadas a mejorar la eficiencia energética de sus procesos, o para la generación de energía con fuentes renovables. Los industriales señalaron que una alternativa sería que los usuarios interesados gestionen ante la Secretaría de Energía un certificado de crédito fiscal proporcional a las inversiones realizadas que les permita el pago parcial de las facturas de EPE.

La propuesta cobra relevancia en el marco del fuerte incremento de la energía que sufrió el sector productivo en un contexto signado por el salto devaluatorio que provocó una escalada de precios que afectó a toda la cadena y un aumento de las tasas de interés para mantener estable el precio del dólar; el desplome de Brasil; la creciente litigiosidad laboral y el achique del mercado interno.

A su vez, el proyecto resulta de interés estratégico para el Gobierno, considerando que la posibilidad de una empresa de descontar parte de la factura de energía eléctrica con inversión en eficiencia energética, permitirá reducir sus costos de producción, mejorar la oferta disponible de energía desde la demanda (es más barato ahorrar una unidad de energía que producirla) y optimizar proyectos de generación propia con energías renovables.

Los fundamentos mencionados dieron lugar a que el proyecto haya sido recibido con gran aceptación.

En este sentido, Verónica Geese indicó que será importante articular con el Ministerio de Producción, de forma de ahondar en el análisis de su pronta implementación. Al mismo tiempo, la responsable de la política energética provincial, señaló la importancia de elevar la propuesta a las autoridades nacionales, argumentando la necesidad de lograr que estas herramientas sean de alcance nacional. ¿Cómo mejorar la eficiencia energética? En el sector industrial existen infinidad de posibilidades tecnológicas para mejorar la eficiencia energética debido a los múltiples subsectores que engloba y la diversidad de todos ellos. La implementación de las mismas deben ser evolutiva, arrancando por las cuestiones más sencillas y de rápida verificación, como es la optimización de los sistemas de iluminación, cambiando los métodos convencionales por tecnología LED.

A continuación mostramos algunos otros ejemplos:

-Optimización de sistemas ventilación natural/artificial.

-Monitorización y control de procesos (incorporación de redes de medición inteligente).

-Adopción de sistemas automáticos de desconexión de los equipos eléctricos en servicio que estén sin utilizar y de sistemas de control domótico para los arranques escalonados de la maquinaria en horas punta.

-Corrección de la energía reactiva mediante la instalación de condensadores.

-Sustitución de los transformadores secos por aquellos con líquido como refrigerante.

-Optimización de la carga frigorífica.

-Utilización de variadores de velocidad en motores eléctricos y de la regulación electrónica para adaptar la potencia de los motores eléctricos a la carga de trabajo requerida.

-Mejora de la eficiencia energética en compresores de aire.

-Sistemas de recuperación de calores de condensación, de calores residuales.

-Optimización de la combustión de las calderas y líneas generales de vapor y condensados.

-Mejora del aislamiento térmico en las redes de distribución de fluidos térmicos.

-Potenciación de instalaciones de cogeneración y regeneración industrial.

-Introducción de las energías renovables.

Te puede interesar