Los Leones, en la gloria: ganaron la final y le dieron el tercer oro a Argentina

Deportes 18 de agosto Por
Se bañaron en oro. Consiguieron lo que un equipo de hockey argentino había alcanzado nunca. Los Leones convirtieron a Río de Janeiro en su Juego Olímpico soñado. Y lo hicieron a base de esfuerzo y sacrificio, después de ganarle 4-2 a Bélgica en la final.
los-leones-lorena-lucca
Los Leones arrancaron mal pero lo dieron vuelta - Foto: Lorena Lucca - Clarín

Un golpe rápido, certero y duro recibieron Los Leones cuando todavía se estaban acomodando en el sintético azul de Deodoro. Antes de cumplirse los dos minutos, llegó el centro al círculo y el desvío de Tanguy Cosyns. El buen arquero argentino Juan Manuel Vivaldi no logró evitar que esa bocha se metiera entre el palo y su rodilla izquierda.

Pero se recuperaron, como suele demostrar el equipo de Carlos Retegui. En una ráfaga de tres minutos, desde los 11 hasta los 14, Argentina lo dio vuelta. Primero, en el primer corner corto, conseguido por Manuel Brunet, Los Leones sacaron una jugada preparada que ejecutó Pedro Ibarra y dio en un rival antes de entrar. Luego, tras un tiro libre, Lucas VIla agarró la bocha y tocó para Ignacio Ortiz, autor del segundo.

El segundo cuarto comenzó con Argentina arriba en el marcador pero con Bélgica punzante en ataque, lo que le permitió contar con sus dos primeros cortos. Pero ni Luypaert ni Boon consiguieron hacer sonar su arrastrada contra la chapa, algo que sí logró Gonzalo Peillat -a los seis minutos- cuando puso la bocha pegada al palo derecho del arquero belga, que la tocó pero no consiguió sacarla de su arco. El desenlace mostró a una Bélgica ofensiva pero también desesperada por el 1-3 que mandó a Cédric Charlier al banco por una tarjeta verde.

El tercer cuarto estaba lleno emociones. Bélgica tuvo dos chances de córner corto pero Argentina desafió ambas decisiones y acertó en las dos. Los Leones necesitaban mantener el juego y la bocha. Pero, primero, sufrieron una injusta verde a Agustín Mazzilli, quien cuando caía tocó sin intención con su palo el pie de un rival, lo que hacía que el equipo terminara la etapa con un hombre menos. Y, a nueve segundos del final, Boccard metió un golazo al entrar al círculo con la bocha dominada, dejar rivales en el camino y sacar un remate cruzado para el descuento. Lo que seguían eran 15 minutos de puro sufrimiento.

A tres minutos y fracción del final, un pie de Callioni le dio un nuevo córner corto a Bélgica. Sin embargo, la jugada preparada les salió mal a los belgas y terminó con un pie de Boon. El arquero jugador tampoco les alcanzó a los europeos, porque a 17 segundos del final llegó el 4-2 por una recuperación y definición de Mazzilli. Festejo y oro para Los Leones, un logro que ni Las Leonas pudieron conseguir y que poner al hockey sobre césped entre los deportes que más medallas le dio a la Argentina.

Fuente: Clarín

Te puede interesar