Santa Fe avanza con la reforma constitucional

Provinciales 23 de agosto Por
Tras 54 años de la última reforma constitucional (1962), el gobierno socialista presentó oficialmente ayer el llamado proceso de diálogo ciudadano e institucional para la reforma de la Constitución provincial, con el propósito de generar una carta magna "transparente e iluminada".
miguel-lifschitz-2

"Es un buen momento para que Santa Fe se ponga al frente de los planteos de federalismo, hablar de justicia social, de igualdad y solidaridad, y estos valores se expresen en el texto constitucional", afirmó el gobernador, el socialista Miguel Lifschitz , en la presentación de "Bases para la reforma: una Constitución para Santa Fe", ante constitucionalistas y legisladores.

Autoridades de Pro, aliado del socialismo en el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), que gobierna esta provincia desde 2007, decidieron no responder a la invitación del Poder Ejecutivo por entender que la iniciativa de la reforma es un "traje a medida" de la posible reelección de Miguel Lifschitz.

Eso le dijeron el viernes al ministro de Gobierno, Pablo Farías, cuando se reunieron en su despacho de la ciudad de Rosario. A ello se suma el anuncio del radicalismo, que en las elecciones legislativas del año próximo acompañará al macrismo en la lista de candidatos, acentuando la intención de disputarles a los socialistas el gobierno de la provincia en los comicios de 2019.

La reelección

"Siempre quisimos reformar la Constitución. Siempre ha habido un nivel de sospechas, de especulaciones políticas, personales, sectoriales, de partido de gobierno que aspira a obtener una supuesta ventaja o acuerdos a espaldas de la ciudadanía respecto de sus verdaderas intenciones. La intención es exclusivamente ser partícipes y contribuir en un debate del futuro de Santa Fe", subrayó Lifschitz.

El gobernador sostuvo que la reelección surgirá "del debate político y de las propuestas de los partidos" y no de su voluntad. "Yo personalmente no voy a impulsar ningún tipo de iniciativa", destacó el mandatario provincial, y señaló: "No quiero que ni la posición del gobierno ni la mía sea un obstáculo para que el proceso de reforma no llegue a buen puerto".

La otra campana se escuchó en la intendencia capitalina. José Corral, el intendente, titular de la UCR a nivel nacional. "Habría que preguntarse si éste es el momento de plantearse la discusión de una reforma constitucional, porque la gente tiene otras preocupaciones", remarcó.

Por el contrario, Lifschitz insistió en que éste es el momento para dar el debate y sostuvo que hay aspectos que deberían ser incluidos, como por ejemplo extender el período de los presidentes de comuna de dos a cuatro años; la autonomía de los municipios, y el diseño del nuevo sistema penal, que funciona hoy en la provincia.

Fuente: La Nación

Te puede interesar