González hizo un balance de las estrategias en marcha para prevenir enfermedades trasmitidas por mosquitos

Salud 10/11/2016
El ministro recomendó “reducir todas las posibilidades de contacto con el mosquito transmisor”. Además, alertó a las personas que viajen a zonas endémicas.

El ministro de Salud, Miguel González, encabezó este miércoles en la ciudad de Santa Fe una reunión de trabajo en la que se realizó un balance y puesta en común de las acciones llevadas a cabo hasta la fecha en materia de prevención de las enfermedades trasmitidas por mosquitos: dengue, zika y chikungunya.

Luego de la reunión, González recordó que la “mejor estrategia es reducir todas las posibilidades de contacto con el mosquito transmisor y comprometerse individual y colectivamente en todas las medidas precautorias ya conocidas para evitar su reproducción en los hogares”.

Además, puso especial énfasis en los cuidados que deben tener quienes “viajen a zona endémica con motivo de las fiestas, o con el incremento del turismo a zonas fronterizas o países vecinos donde la enfermedad ya está instalada y circula localmente”.

En ese sentido, el ministro advirtió que las mujeres embarazadas o que planifiquen un embarazo “deben consultar con un especialista si pueden o no viajar a zona endémica y cuándo. Ya no se discuten -porque hay demasiada evidencia científica- los problemas que el virus del zika puede provocar en los bebés al momento de la gestación”, agregó.

Consultado sobre la vacuna contra el dengue, recientemente ingresada al país para su aprobación por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), el funcionario advirtió que “el Ministerio de Salud de la Nación no la incluiría en el Calendario Anual y Obligatorio de Inmunizaciones porque Argentina no es un país endémico y porque la efectividad de la misma sería limitada”.

Durante la reunión, de la que también participaron la directora provincial de Promoción y Prevención en Salud, Andrea Uboldi; y el secretario de Salud de la ciudad de Santa Fe, Leonardo Martínez, se estableció un esquema y cronograma de acciones focalizadas para la Región 3 que, en el caso de la ciudad de Santa Fe, se implementará conjuntamente con la municipalidad local.

Uboldi destacó que “la capacitación permanente a los profesionales de la salud para hacer un diagnóstico diferencial (definir con exactitud de qué enfermedad se trata frente a cuadros de síndromes febriles), se viene realizando fundamentalmente en la Región 1 Nodo Reconquista y en las históricamente más afectadas por las enfermedades transmitidas por mosquitos”.

Luego, aludió a las medidas básicas: “Eliminar recipientes pequeños o grandes que acumulen agua; poner boca abajo baldes, planteras y todo material en desuso que acumule agua; tapar botellas vacías, descacharrar y eliminar objetos inservibles, entre otras”.

Al respecto, la directora explicó que “los mosquitos ponen los huevos en recipientes con poca agua y eclosionan con el calor. Incluso sus huevos sobreviven de un verano a otro por más que no tengan agua o humedad. La limpieza y eliminación deben ser estrictas”.

Finalmente, Uboldi señaló que se denomina descacharrado a la acción de “eliminar cuanto cacharro o depósito de agua haya en los patios de las casas y en su interior, con el fin de reducir al mínimo los posibles criaderos de mosquitos y de terminar con los huevos que pudieron haber quedado depositados en esos recipientes. Esta acción implica lograr un patio limpio e incluye un manejo adecuado de los recipientes que van a contener agua, como eliminar aquellos en desuso”, concluyó.

RECOMENDACIONES

>>> Los recipientes que se utilizan deben permanecer vacíos, boca abajo y antes de volver a usarlos deben ser cepillados, para desprender los posibles huevos (planteras, bebederos y baldes entre otros).

>>> Los recipientes que necesariamente deban contener agua deben estar herméticamente tapados.

>>> Los objetos que puedan contener agua y no se utilizan deben ser reubicados, dejando el patio limpio de posibles criaderos.

Te puede interesar