Gripe A: hay 21 muertos y se espera el pico para fin de mes.

Salud 13/06/2016
Lo confirmó este lunes el Ministerio de Salud. La mayoría eran personas que pertenecían a grupos de riesgo que no estaban vacunados.
Ampliar
Gripe A - El Litoral

El virus de la gripe A H1N1 ya produjo la muerte de 21 santafesinos (en 2015 fallecieron15), casi todos pertenecientes a los grupos de riesgo y que no estaban vacunados. En la última semana la cantidad de víctimas fatales pasó de 14 a 21 y aumentaron notablemente la cantidad de consultas por enfermedades respiratorias.


“Hasta hace dos semanas, la magnitud de la situación era similar a la del año pasado. Pero desde la semana pasada aumentaron las consultas, las hospitalizaciones y la cantidad de muertos”, contextualizó el ministro de salud de la provincia, Miguel González, en una conferencia de prensa que brindó esta mañana en la cartera sanitaria.


“La mayoría se va a enfermar, pero no va a necesitar internarse porque ya tenemos anticuerpos debido a que el virus que está circulando es el mismo que el de la pandemia de 2009”, intentó tranquilizar la doctora Andrea Uboldi, directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud.


Sobre las dificultades para conseguir la vacuna, las autoridades explicaron que este año “se colocaron muy rápidamente las dosis provistas por Nación”, que la tasa de cobertura fue mucho mayor que en 2015 y que mucha gente que no tenía que vacunarse, acudió a los centros de salud pidiendo la inyección. 


En este sentido, remarcaron que sólo los grupos de riesgo tienen la obligación de inmunizarse porque son los que tienen más posibilidades de sufrir complicaciones, internaciones e incluso la muerte. 


Sobre la tasa de vacunación, Uboldi precisó que más del 95 % de los mayores de 65 años, del personal de salud y de las fuerzas de seguridad ya están inmunizados, al igual que más de la mitad de las embarazadas (57 %) y de los niños de 6 meses a 2 años (54 %).


El grupo más reticente es el de las personas de 2 a 64 años que tienen comorbilidades, como hipertensión, diabetes, asma, insuficiencia renal o respiratoria, transplantados e inmunosuprimidos, de las cuales sólo el 30 % recibió la vacuna. 


“Vamos a hacer una búsqueda activa de estas personas, identificarlas una por una para que se vacunen”, anunció Uboldi y lanzó un llamado a la solidaridad: “Las vacunas son un recurso crítico. Quedan pocas dosis que deben ser aplicadas en esos grupos de riesgo”. 


Finalmente, las autoridades estimaron que el pico de gripe ocurrirá la última semana de junio, por lo que solicitaron no concurrir al trabajo enfermo o no enviar a los niños a la escuela si tienen síntomas y reforzar las medidas de prevención, como ventilar los ambientes, evitar los cambios bruscos de temperatura y lavarse las manos continuamente.