Muere Fidel Castro: "Con su ausencia se tomarán decisiones sin temor"

Mundo 27/11/2016
"Ha muerto una figura histórica que más allá de las reservas que se tengan sobre su obra alcanzó una figura difícil de negar". Son las palabras de José Jasán Nieves, periodista cubano del diario'El Toque', que desde La Habana valora cómo van a encajar los cubanos la muerte del comandante en jefe.

"En la isla muchos los asumirán con tristeza y otros con naturalidad. En el exilio de Miami ya están celebrando y la diáspora cubana menos politizada comparte impresiones con los que quedan en la isla", añade.  Es demasiado pronto para valorar si con la muerte de Fidel se abrirá una nueva era en Cuba. En los últimos años su figura había pasado de ser la del líder político por antonomasía a la de más bien un líder moral al que su hermano consultaba todo y que todavía producía ese miedo a qué dirá Fidel.

"Era más que todo una presencia intermitente y una evocación", explica Jasán. "Los cubanos ya enterraron hace tiempo a Fidel", añade un diplomático occidental que vivió varios años en Cuba a la agencia Afp. Así es, retirado del poder desde 2006, el líder de la Revolución conservó un peso moral que ejerció principalmente a través de centenares de "reflexiones" que publicaba regularmente en la prensa oficial.

"Sus ideas ya eran consultadas como libros de texto, como fuentes de argumentación y verdades escritas, como se trata al legado de un pensador que ya no está. Ahora sólo ha ocurrido un trámite físico", reitera Jasán.

Pero ¿qué es lo que va ocurrir realmente tras su muerte? ¿Cómo lo van a encajar los más de 11 millones de cubanos que viven en la isla? "En lo inmediato supondrá tristeza para muchos y un rescate de su memoria y sus ideas, como reafirmación de que seguirá siendo el líder y la fuente teórica de la que hay que beber para construir el modelo cubano", explica el periodista de 'El Toque'.

Y así será en las próximas. Su incineración, prevista para mañana, abrirá unas exequias que durarán una semana y que culminarán el 4 de diciembre con su funeral en Santiago de Cuba. El Gobierno ya ha anunciado que sus cenizas recorrerán durante cuatro días todo el país para que los cubanos puedan despedirse de su líder.

¿Y después? ¿Y en el futuro? Aunque cualquier afirmación sería una especulación, algunos expertos apuntan a que "la situación política y económica probablemente se abrirá", asegura el presidente del centro de estudios estadounidenses Inter American Dialogue, Michael Shifter.

"Le quitará un peso a Raúl", añade. Una opinión que comparte Jasán. "En el futuro puede ser que su ausencia conduzca a que algunas decisiones se tomen sin temor a que Fidel las desapruebe en público (lo cual hasta hoy podría hacer que perdieran legitimidad popular) ".

Él ya no estará para evaluarlas "y cualquier argumento que se use apelando a sus palabras será una interpretación del pensamiento fidelista, no su pensamiento en sí".

"Creer que se estaba esperando a lo inevitable para impulsar reformas podría ser un poco caricaturesco. En Cuba se continuará al ritmo de las reformas que ha decidido el actual Gobierno y así será hasta el 2018, cuando se ha prometido una transición de poder, con la marcha anunciada por el propio Raúl. El "paso a la democracia", tal cual se entiende en España, no va a ocurrir en Cuba ni en el corto ni en el mediano plazo", sentencia el periodista.

El post- Fidel comenzó en 2006, desde entonces toca el post-Raúl que ahora ya tampoco cuenta con su consejero moral.

Fuente: El Mundo

Te puede interesar